jueves, 31 de marzo de 2016

La tecnología y la sociedad

Desde sus inicios, la sociedad ha buscado hasta el cansancio formas de expresar su constante evolución, creando para ello instrumentos y herramientas de trabajo, que les permitieran ventajas comparativas, sobre las adversidades mismas y limitaciones de recursos e incluso factores naturales que han puesto en riesgo la existencia humana.

Somos reflejos de la tecnología, creada gracias a nuestro ingenio, por ella vivimos como hombre moderno, sufrimos sus consecuencias, comemos, nos vestimos e incluso morimos por sus manos. El ser humano, está destinado a ser esclavo de ella, como amante o enemigo, su futuro nos arropara sea para bien o para mal.

La historia de la evolución humana en sociedad, está ligada plenamente a la aplicación de la tecnología a sus más grandes ambiciones. Es así como, en sus inicios se utilizó la piedra tallada para crear utensilios y armas para imponer su fuerza, su ingenio y en fin, su poder sobre todas las cosas. Así siguió, con la edad de los metales, como el bronce, hierro y acero. Luego la explotación de los recurso natural para crear todo tipo de productos que pudieran ser comercializados a expensas de destruir grandes reservorios de recursos naturales e imponer el poder económico y dominar al más débil, hasta hacerlos esclavos, en un principio, para obtener mano de obra gratis y después esclavizándolos con el consumismo y ofreciéndoles empleos poco remunerados, hasta llegar a crear el mundo del proletariado y la miseria, en donde pocos disfrutan del progreso y grandes ingresos a expensas de la mayoría que vive en pobreza y miseria extrema.

Pero la necesidad del hombre por nuevas cosas, lo impulsa continuamente a buscar nuevas formas de aplicar su creciente ingenio. La tecnología bélica permitió durante toda nuestra historia, que el más fuerte, hábil, sanguinario y tecnócrata impusiera su voluntad, a expensas del más débil, selección anti natural sangrienta, pero necesaria, ya que contribuyó, sin lugar a duda a la creación de la sociedad moderna.

Las revoluciones industriales han sido explosiones del ingenio humano, comparables a una explosión nuclear en grandes proporciones, todas ellas han cambiado profundamente al hombre y modelaron al planeta a nuestras necesidades banales, con consecuencias incalculables para el medio ambiente. Quizás estos profundos cambios inducidos, por nuestra alocada búsqueda del modernismo y satisfacciones banales de falsas necesidades inducidas, nos lleven algún día a agotar los recursos naturales con que cuenta nuestro planeta, los cuales cada día son más escasos.

La gran revolución informática ha permitido la interconexión global, las redes sociales y los medios digitales en línea, mantienen un constante bombardeo de publicidad que cada días nos hace más dependientes de los medios digitales, hoy en día, es muy común encontrar individuos profundamente afectados por esta revolución informática, hasta el punto de abandonar por completo las interrelaciones con sus miembros familiares y con su entorno, rodeándose de un ecosistema enfermizo y digital.

El futuro de la sociedad es algo incierto, la tecnología nos arropa con su manto dulce y oscuro, atrapándonos como pequeños insectos en su red virtual, sólo se puede afirmar, que el ser humano en sociedad, será cada día más informático y tecnológico que hoy en día.



Hablemos de SIG, Actualizado en: 19:22:00