jueves, 19 de mayo de 2016

Google Earth como herramienta pionera para el estudio de la geografía moderna.

La geografía como ciencia siempre ha atraído al ser humano. Desde sus inicios, el hombre antiguo buscaba respuestas en su entorno, para crear en su primitiva mente sus primeros mapas del medio ambiente que lo rodeaba, ubicando puntos de interés para la caza, pesca y refugios disponibles, que le permitieran alejarse del peligro inminente.

Para buscar la cuna de la geografía,  debemos remontarnos  a la antigua Grecia, en donde los grandes pensadores y filósofos de la época,  aportaron los principios de geografía, utilizando la observación del medio ambiente que los rodeaba, para fundar una nueva ciencia.

La palabra geografía proviene del latín “geographĭa”, y esta a su vez del griego «γεωγραφία».  Su primera utilización se le acredita a Eratóstenes, matemático, astrónomo y geógrafo griego, sin embargo su obra fue completamente destruida y actualmente quedan pocos vestigios de sus estudios y aportes. Por este motivo, el padre de la geografía se le atribuye a el historiador griego Heródoto, debido a sus aportes que sentaron las bases para posteriores estudios de la geografía.

Existen cuatro tradiciones históricas en la investigación geográfica, las cuales son: el análisis espacial de fenómenos naturales y humanos, los estudios del territorio, el estudio de la relación entre el hombre y su entorno, y la investigación de las ciencias de la Tierra. (Fuete: https://es.wikipedia.org/wiki/Geografía).

Mucho se ha escrito sobre el aporte del conocimiento geográfico a la creación de los imperios antiguos de oriente y occidente, grandes campañas militares para fundar imperios no hubiesen sido posibles, sin un amplio conocimiento geográfico de los territorios y la creación de rutas comerciales, para implantar la hegemonía en el mundo antiguo.

El estudio de la geografía durante la historia de la humanidad se ha reinventado en muchas ocasiones, en la edad antigua el poco conocimiento de la tierra como planeta y las limitaciones tecnológicas para crear instrumentos de medición y la escasa exploración de lugares remotos, limitaron las concepción universal de la geografía. Con el imperio romano y su expansión por Europa y Asia permitió consolidar el estudio de la geografía y su importancia para imponer su poder por el mundo conocido. La geografía prosigue su consolidación como ciencia en la Edad Media, potenciada por el gran comercio de Europa con Asia y la expansión del imperio islámico hasta Europa.

Con la revolución industrial, surgió la necesidad de materias primas y la obtención de nuevas rutas comerciales para expandir el comercio. Las expediciones científicas en búsqueda de nuevos conocimientos geográficos, permitieron dar respuesta a grandes interrogantes como la forma de la tierra, los bastos continentes y océanos que la conforman, lográndose en definitiva la visión global del hombre con respecto a su planeta. 
    
 En los últimos diez años, la geografía ha sido más repensada y reconstruida que la mayor parte de las demás disciplinas académicas. Esta reconstrucción empezó a nivel de investigación y enseñanza universitaria, para pasar luego a la geografía que se hace en las escuelas e institutos. Y, puesto que los cambios fundamentales que han tenido lugar en esta materia son muy recientes, es natural que sus posibilidades educativas aún no hayan sido bien entendidas. (Fuente: Patrick Bailey).

Los avances tecnológicos actuales han permitido una visión amplia del entorno que nos rodea, podemos ver que grandes áreas geográficas pueden ser observadas con multitudes de instrumentos al mismo tiempo, permitiéndose realizar análisis en tiempo real sobre variables geográficas. La consolidación de la tecnología espacial, basada en los satélites de observación, ha permitido cartografiar la totalidad de la superficie de la tierra, facilitando el estudio geográfico de todo el planeta.

El desarrollo informático ha permitido la manipulación, análisis, almacenamiento e interpretación de grandes cantidades de datos obtenidos mediante los sensores remotos, contenidos en los satélites de observación, en este sentido, en los últimos años, han surgidos aplicaciones que facilitan la visualización de esos datos y permiten mediante una interfaz gráfica sencilla los viajes virtuales, posicionamiento geográfico y en fin la masificación del estudio de la geografía a nivel mundial. 

La herramienta informática que popularizó de una forma sin igual, el estudio de la geografía a todos los niveles de enseñanza, sin lugar a duda lo representa Google Earth. Esta herramienta es un programa informático que muestra un globo virtual que permite visualizar múltiple cartografía, con base en fotografías satelitales de diferentes fuentes y épocas. El programa fue creado bajo el nombre de EarthViewer 3D por la compañía Keyhole Inc, financiada por la Agencia Central de Inteligencia. La compañía fue comprada por el gigante Google en 2004, absorbiendo la aplicación y colocándole el nombre definitivo de Google Earth. El contenido que muestra la aplicación está formado por una superposición de imágenes satelitales, fotografías aéreas, información geográfica proveniente de modelos de datos de Sistemas de Información Geográfica (SIG) de todo el mundo y modelos creados por computadora. Muchos usuarios utilizan la aplicación para añadir sus propios datos, haciéndolos disponibles mediante a varias fuentes, tales como el Bulletin Board Systems o blogs. Google Earth es capaz de mostrar diferentes capas de imagen encima de la base y es también un cliente válido para un Web Map Service. Google Earth soporta datos geoespaciales tridimensionales mediante los archivos Keyhole Markup Language (kml). 
(Fuete: wikipedia.org/wiki/Google_Earth)

La idea fundamental de este articulo, no es hacer un manual sobre el Gloogle Earth, ya existen muchos en la Internet, sino por el contrario, la promoción en la utilización de las herramientas informáticas para el estudio de la geografía a todos los niveles, y sobre todo en escuelas con pocos recursos para apalancar estos estudios. Como su eslogan lo indica "La información geográfica del mundo en tu mano", representa una oportunidad valiosa para contar con datos espaciales de calidad y muy actualizados para los estudios de la geografía, como fuente de datos para investigaciones de Sistemas de Información Geográfica, para realizar viajes virtuales, compartir datos cartográficos, diseño de edificaciones en tres dimensiones (3D), ubicaciones y localizaciones de puntos de interés, compartir fotografías y comentarios entre otras muchas aplicaciones que nuestra imaginación pueda llevarnos a realizar.

No queda más que invitarlos a que aprovechen las potencialidades que ofrece Google Earth, en todas las versiones disponibles, en especial la de distribución gratuita, su interoperabilidad con otros sistemas informáticos, gracias a los estándares de manejos de datos espaciales, sus aportes a la democratización del libre acceso de los datos espaciales para todos los habitantes del planeta, sin distingo alguno y la difusión permanente de nuevos datos satelitales y otros servicios. 


Hablemos de SIG, Actualizado en: 21:08:00