domingo, 30 de septiembre de 2018

OpenStreetMap y Los Mapas Colaborativos

Con la consolidación de la tecnología web, los datos geográficos han tomado un valor predominante en el mundo digital, sustentado principalmente en el crecimiento exponencial del flujo de datos recolectados por las aplicaciones web, en especial las redes sociales.

Gran parte de los datos recolectados en la web poseen al menos un componente espacial, esto permite a las empresas representar y analizar los datos bajo un entorno de Sistemas de Información Geográfica (SIG) y generar mapas dinámicos e interactivos.

Las aplicaciones web de hoy utilizan los SIG para ofrecer servicios de geo localización, geo marketing que permiten a sus usuarios desplegar mapas en un entorno web amigable.

Empresas como Google han sabido aprovechar la importancia que tiene los mapas interactivos para la web y han sabido invertir en la recolección de datos espaciales para enriquecer sus aplicaciones.

Aplicaciones como: Google Map, Google Earth y Google Street View han permitido al gigante tecnológico dominar el mercado de los datos geográficos en la web, sus productos dominan el sector y su uso generalizado le permite facturar grandes cantidades de dinero por publicidad y otros servicios.

En estos últimos años han surgido los proyectos de mapas colaborativos, que pretenden hacer frente a este monopolio de poder de la información espacial que ostenta Google.

Los mapas colaborativos. no son más que proyectos enmarcados en la filosofía de software libre, que buscan principalmente la generación de datos georeferenciados por grupos de usuarios, que de manera colaborativa, dedican esfuerzo para la consolidación de una gran base de datos espacial, con fines de contribuir a la accesibilidad y la disponibilidad de datos georeferenciados en un entorno de abiertos.

OpenStreetMap, es un claro ejemplo de lo que es un mapa colaborativo, el cual lo podemos definir de la siguiente manera:

"OpenStreetMap es un proyecto colaborativo para crear datos geográficos, editables y libres, por sus usuarios registrados, utilizando para su capturada diferentes fuentes de información geográfica disponibles, como receptores de GPS, digitalización directa sobre imágenes georeferenciadas y el uso de otras fuentes de datos libres. Los datos  se distribuyen bajo licencia abierta denominada Licencia Abierta de Bases de Datos (ODbL)".

logotipo-del-proyecto-colaborativo-openstreetmap
OpenStreetMap


El proyecto OpenStreetMap fue lanzado en el 2004 por el inglés Steve Coast, como respuesta a los altos costos del mercado de datos geográficos disponibles en la web. Para el 2006, el proyecto se transformó en una fundación registrada legalmente en Inglaterra y Gales, pero con presencia a nivel global:

“La fundación OpenStreetMap es una organización internacional sin ánimo de lucro dedicada a fomentar el crecimiento, desarrollo y distribución de datos geoespaciales libres y a proveer datos geoespaciales a cualquiera para usar y compartir”. 

La fundación OpenStreetMap ha recibido muchas donaciones de material cartográfico de empresas, gobiernos  y personas interesadas en su desarrollo y consolidación. En el 2006, la empresa tecnológica Yahoo! Otorgó a OpenStreetMap derechos para utilizar las imágenes geo referenciadas de su propiedad, como base para la generación de datos geográficos y la producción de mapas interactivos. En 2010, otro gigante tecnológico, Bing concede derechos de uso de su extensa base de datos espacial.

Hay que recordar que algunos años atrás, existía una feroz competencia entre los gigantes tecnológicos: Google, Yahoo! y Bing por la hegemonía de los datos geográficos en la web, lamentablemente los dos últimos sucumbieron al poderío indiscutible  de Google y su implacable visión de negocio, que ya para el año 2012, esta empresa inició su política de cobro por el uso de su interfaz de programación de aplicaciones (API), que constituye la base que soporta la mayoría de los mapas interactivos en la web.

Debido a esta nueva política de cobro, por parte de Google, los proyectos de mapas colaborativos toman fuerza en la web, para contrarrestar esta iniciativa de limitación de uso y por cobro de tarifas.

Actualmente OpenStreetMap cuenta con más de 4 millones de usuarios registrados, que constantemente aportan esfuerzo en el levantamiento detallado de datos georeferenciados de áreas de interés, alimentando una gran base de datos que luego puede ser utilizada, como base cartográfica para muchos mapas interactivos que se distribuyen libremente en la web.

Para colaborar con esta iniciativa, es muy sencillo, solo se requiere un registro y luego empezar a generar nuestros datos, para luego almacenarlos en la base de datos global.

openstreetmap
Digitalizando en OpenStreetMap


Es importante saber que los datos levantados por los usuarios, están siendo constantemente revisados por otros usuarios, los cuales pueden editarlos y mejorarlos. De esta forma la base de datos global va mejorando constantemente y los datos pueden ser revisados y validados por la comunidad de usuarios para su control de calidad.

Con la participación en estos proyectos de mapas colaborativo, no vamos a recibir dinero a cambio, solo podemos tener la satisfacción de ver, en alguna aplicación móvil, un geoportal o un mapa interactivo el esfuerzo de nuestro trabajo colaborativo.




Hablemos de SIG, Actualizado en: 21:32:00